Ventajas y estrategias de un programa de mejora genética en Eucalyptus sp.

Written by conif on. Posted in Otras publicaciones, Publicaciones

Ventajas y estrategias de un programa de mejora genética en Eucalyptus sp. ISBN: 978-958-57454-6-9 Número de páginas: 28 Año: 2017
La cartilla divulga las ventajas y la aplicación de la mejora genética como inversión retribuible del sector forestal. La cartilla está dirigida a directivos, gerentes y tomadores de decisión para apoyar el conocimiento técnico de los directivos en la decisión de inversión en el tema y sus ventajas en los rendimientos comerciales de las empresas. La productividad media de las plantaciones comerciales con especies forestales en Colombia están muy por debajo del promedio mundial y aun es mucho menor comparado con el promedio en países tropicales de alto desarrollo reforestador como Brasil. El éxito financiero e industrial de un proyecto basado en la producción de biomasa a partir de árboles tiene gran parte de su fundamento en la capacidad productiva por hectárea y la homogeneidad de la materia prima producida. La industria, en sus procesos productivos, requiere de materia prima homogénea, a precio competitivo y, disponible durante todo el periodo de producción. La solución a estos requerimientos industriales tiene varios puntos de análisis. El primero de ellos es la especie a utilizar, y para esto los expertos de todo el mundo han concluido que el mejor acceso a materia prima en biomasa forestal está fundamentado principalmente en especies de rápido crecimiento como los Eucalyptus, los pinos, la melina, y algunas especies del género populus, entre las principales. Un análisis más detallado, en las últimas décadas, concluye que dadas sus características, los géneros Eucalyptus y Pinus son las especies arbóreas cultivadas de mayor importancia económica en el mundo (OCDE 2014). Y de estas, alrededor del 26% de la superficie mundial de bosques plantados (54,3 millones de hectáreas) son de eucalipto, siendo la India y Brasil los países de mayor área plantada en el mundo (Indufor, 2012). De otro lado, el segundo punto de análisis es el interrogante de cómo lograr una productividad y calidad de la madera dentro de los estándares requeridos por la industria. Respecto a esto la repuesta está enmarcada a su vez en dos factores fundamentales: la silvicultura apropiada, suficiente y en aplicada en el momento justo requerido y la genética como un programa estructurado, permanente y con objetivos claros y definidos en el tiempo. La silvicultura en Colombia requiere aun de mayor implementación operativa, conocimiento y capacidad técnica que no puede ser dejada de lado. De igual manera, la silvicultura debe ser citada como una importante herramienta de apoyo para asegurar la productividad por medio de la evolución de las técnicas de manejo, posibilitando la creación de ambientes adecuados para el óptimo desarrollo de las especies, lo cual contribuye significativamente para que los clones operacionales (resultado de un proceso genético) puedan expresar todo su potencial productivo. Según Bueno (2006), las productividades máximas pueden ser obtenidas por la utilización conjunta de cultivares mejorados y prácticas culturales avanzadas. Este autor también menciona que, sin el uso de esquemas de manejo apropiadas, el potencial genético de un cultivar no puede ser aprovechado integralmente, de la misma forma que no es consecuente alcanzar buenos resultados con las prácticas culturales adecuadas, cuando se usa un cultivar reconocidamente inferior o inadecuado. Entonces, bajo la premisa que se avanza y utiliza la mejor silvicultura posible, se puede entonces entrar a analizar el componente genético como el otro pilar para maximizar la producción. La superación de los obstáculos para alcanzar un programa de mejoramiento forestal serio, estructurado y permanente está directamente relacionado en las etapas iniciales de selección de las especies y/o procedencias más adecuadas para componer la población base. Estas se constituyen en la estructura de la base genética del programa y garantizan las ganancias que se puedan alcanzar a futuro. Por lo tanto, definir su esquema de acceso y evaluación es fundamental para el éxito asegurado del programa. Para esto, es necesario escoger el tipo de material a utilizar de acuerdo con las condiciones climáticas y edáficas del sitio de cultivo (tipos de suelos, limitantes nutricionales, precipitación, temperatura, etc.) potenciales plagas y enfermedades, capacidad productiva del material genético base y, principalmente, el objetivo final del programa de mejoramiento. El desarrollo de plantaciones genéticamente mejoradas es el mayor desafío del mejorador forestal. Para lograr progreso en un programa de mejoramiento genético, es necesario practicar la selección a partir de una población mixta (conformada por amplio origen de progenies y procedencias), esperando concentrar una alta productividad en plantaciones operativas homogéneas. Para ello, se debe realizar un correcto análisis de la productividad evidenciada en cada material evaluado, y efectuar una selección realista de los genotipos superiores. De igual manera, el programa de mejora debe ser capaz de practicar la selección con base en el genotipo de los individuos y validarla con pruebas genéticas, sin interferencia de los efectos ambientales. Este proceso debe estar acompañado de un riguroso análisis por medio de la Genética Cuantitativa, la cual asume una crucial importancia al ayudar en la sección genética de manera objetiva, permitiendo que esta se realice basada en el real potencial genético de los individuos. Según Assis (2014), la evolución de la productividad forestal lograda en Brasil en estos últimos años, está basada en la implementación de las metodologías de la clonación y de la hibridación, ha proporcionado un aumento de la productividad y colocando al país entre los más eficientes en la producción de materia prima de eucalipto, acción que puede ser aprovechar por Colombia en este momento, por medio de la transferencia tecnológica, la capacitación y la evaluación de los materiales generados en ese país, con el fin de cuantificar el grado de adaptación y respuesta en nuestras condiciones locales.

VENTA:

Comunicación y Divulgación: Calle 59 A No.8-83 Oficina 302-303 – Edificio Carmenza Teléfono: +57 (1) 8059792 – Celular: 314 3590790 Solicite su copia por este canal Si desea adquirir la publicación puede consignar a la cuenta de ahorros de DAVIVIENDA No.0086-00339918 a nombre de CONIF® y enviar copia de la consignación al correo electrónico. Si la consignación se hace fuera de Bogotá D.C. favor consignar $8.500 adicionales que cobra el banco por la transferencia. Para adquisiciones locales y fuera de Bogotá D.C. favor incluir el valor del envío ($9000 por copia).